Pages

Wednesday, March 23, 2011

¿QUANTUM LEAP?


¿QUANTUM LEAP?

Cada cierto tiempo, precediendo a cambios sociales radicales, se producen fenómenos que; si bien han sido recogidos por la historia, no han recibido importancia como hechos repetidos, sino como fenómenos aislados que responden a una reacción lógica. Sin embargo, existen estudiosos que definen estos acontecimientos de significante magnitud y consecuencias, como una “directa comunicación mental a través de tiempo y espacio”, es decir; una especie de “entrelazamiento cuántico”.

Históricamente, antes de la caída y total desaparición de antiguas civilizaciones, se han producido levantamientos populares como reacciones en cadena, que comienzan con una especie de indignación popular seguida de una histeria colectiva, donde la mayoría actúa de forma inesperada y hasta irracional, para lograr un mismo objetivo, sin tener que actuar necesariamente bajo la dirección de un liderazgo específico. Nótese que me estoy refiriendo a la caída de "civilizaciones", no a sistemas, ni a regímenes.

Durante la década de los cincuenta, investigadores que estudiaban una colonia de monos en una pequeña isla de Japón, notaron que al dejar a la orilla del mar las batatas que les daban de alimento, uno de estos monos enjuagó la batata en el agua salada. Los investigadores se asombraron porque esta acción requería de una conducta consciente, independiente, un cambio individual de la forma y conducta típicas de la colonia. Pero el asombro no terminó ahí, también notaron que el mono había descubierto que al enjuagar la batata había mejorado el sabor del alimento en dos formas, primeramente, al sacudir la batata en el agua, esta quedaba libre de arena, y segundo, la sal en el agua de mar resaltaba el sabor de la batata.

Luego notaron que este mono les enseñó el procedimiento a su madre y a otros miembros inmediatos de su grupo dentro de la colonia, y el enjuague de las batatas se convirtió en un ritual para todo el que lo aprendió. Poco a poco el ritual se propagó hasta que todos los miembros de este grupo dentro de la colonia enjuagaban los alimentos. Al principio, los investigadores asumieron, por la velocidad en la que la idea había progresado, que simplemente se trataba de “mono ve, mono hace”. Pero un día, al poco tiempo, arribó un camión y dejó una carga de batatas sobre la arena, en otra parte de la isla, y para asombro de los investigadores, cada mono de la colonia completa, tomó una batata y la llevó al mar para enjuagarla antes de comérsela.

Poco tiempo después, en otra isla remota, investigadores que estudiaban los patrones de conducta de monos similares, pero que por su localización geográfica, no habían podido tener “comunicación” con los descritos anteriormente, registraron en sus notas un evento aun más asombroso. Los monos de esta isla remota, los cuales nunca habían enjuagado las batatas, comenzaron a hacerlo todos a la vez. Este fenómeno ha sido nombrado “hipótesis de los campos mórficos” por el biólogo, filósofo y autor británico Rupert Sheldrake.

De acuerdo con esta hipótesis, la conducta de una minoría, siempre que sea para el beneficio de la mayoría, puede modificar para bien la conducta de todo el resto de la misma especie. Es decir; una conducta “negativa” por parte de una minoría, no produce cambios de conducta en esa especie, pero una conducta “positiva” sí.

Mirando con neutralidad, como simple observador, los cambios atmosféricos, geológicos y sociales que se están produciendo en estos tiempos, creo que, tal vez nos ha tocado ser testigos presenciales del próximo “SALTO CUANTICO” de la humanidad.

Sergio J. Fernández, 23 de Marzo de 2011.

No comments:

Post a Comment